Reproducción asistida. Y llegaron los socialistas.

Reproducción asistida. Y llegaron los socialistas.

El Grupo Parlamentario Socialista pide la creación de un registro nacional de gametos y preembriones dentro de las técnicas de reproducción asistida que impida los problemas derivados del riesgo de endogamia y el cruce de consanguinidad. Menos mal que han aparecido los socialistas. Hasta ahora todo era caos. Nadie sabía cómo arreglar las cosas. Y los socialistas nos han salvado de un problema que no sabíamos que teníamos. Y además los socialistas, por supuesto, los que inventaron las técnicas de reproducción asistida y el aeroplano quieren que el Estado se encargue de ello. Es decir, el Partido Socialista, que es una banda organizada que se presenta a las elecciones cuyos miembros no sabe nada más, no tienen ni oficio ni beneficio y no tienen idea de nada, quieren meter mano en las osas reproductivas de la gente. Nos quieren decir a los demás qué es lo que tenemos que hacer con nuestra vida, con nuestros gametos, con nuestros preembriones y con todo lo demás. En este impulso intelectual que han tenido y que, como todos los suyos, les conduce a ninguna parte, se les han olvidado los embriones. Qué casualidad que se le olvide una buena parte del tema. También se les ha olvidado algo muy importante , es decir, que hagan un llamamiento a sus militantes y simpatizantes para que declaren quién es el verdadero padre de sus hijos. Si quieren evitar problemas de consanguinidad, está en su mano. Y para eso no hace falta ninguna ley. No al fraude de paternidad, no al socialismo.

Dice en el artículo que la iniciativa ha contado con el apoyo de todos los grupos. Así va España. Vaya nivel. Y quizás a estos políticos, cuyo oficio es solamente el de ser políticos y querer manejar la vida de los demás, se les haya pasado por alto que las clínicas de reproducción asistida ya existen, ya existían. A pesar de ellos. De hecho, qué casualidad, que las clínicas ya se encargan de llevar un registro. O es que quizás los socialistas tienen que enseñar a las clínicas, las técnicas, los procedimientos y los protocolos de seguridad que sean necesarios para poner en marcha una clínica. También se les ha pasado por alto, por supuesto, el hecho de que si, por ejemplo, una chica conoce a un chico y sabe que este es un hijo de la reproducción asistida, que quizás como no son socialistas se les pueda ocurrir ir a la clínica para comprobar que no haya incompatibilidad. Joder, qué duros de cabeza son los socialistas. De donde no hay no se puede sacar. Las clínicas sufren al Estado, sufren al gobierno y es posible que tengan que dedicarse a ver cómo pueden hacer las cosas sin que al reyezuelo socialista de turno se le infrinjan las leyes. Si las clínicas no sufrieran la persecución fiscal y legal por parte del gobierno, tendrían tiempo y dinero para dedicarse a crear entre ellas un registro nacional de gametos, pegamento, embriones, etcétera, etcétera, etcétera.

Luego, la miembro del Partido Socialista dice algo que a las mujeres no les interesa. A una mujer cuando van centro de reproducción asistida le interesa ver las fotos del donante y conocer todo lo que pueda de él. Le interesa que haya donantes. Y le interesa que los donantes sean libres de donar su semen a pesar de los hijos suyos naturales que tengan, aventuras y lo que sea. Los donantes no son socialistas, entonces los donantes no están preocupados por limitar la vida de los demás ni a los receptores ni a los donantes. Y antes de nada, a nosotros, a la gente no nos importa absolutamente nada lo que diga y lo que piense la Unión Europea. Que no es nada más que una organización de bandas organizadas socialistas. Se van a olvidar el 99,9% de las posibilidades de consanguinidad. En el último párrafo del artículo tenemos que la tal Manzano ha precisado que el registro responde a una reivindicación de muchas mujeres.

Nunca habíamos oído a ninguna mujer reivindicar tal cosa. Esto es otro invento de los socialistas que habrá surgido en alguna mariscada suya o, quizás, asando alguna vaca. Es una reivindicación social el que no haya fraude de paternidad. El saber quién es el padre de unos hijos. Y no porque se sospeche. Si no también para evitar problemas de consanguinidad. Y tampoco solamente por problemas de consanguinidad: es un derecho de los hijos conocer a sus padres. La tal Olga Manzano, la socialista que se está pegando la buena vida en el Parlamento de Andalucía, dice que ha precisado que el registro responde a una reivindicación de muchas mujeres que desean conformar familias monomarentales (sic) –como es el caso de las que conforman la Asociación de Madres Solteras por Elección (?)– y atiende a una nueva realidad sociológica (sic). Te preguntarás cómo es que los socialistas no se hacen un lío en la lengua metiendo tanta palabra inventada y tanta neolengua marxista en una sola frase. La respuesta es muy fácil. Se dedican a eso todo el día. A ver cómo pueden desorganizar nuestras vidas y nuestra manera de comunicarnos. No existen las familias monoparentales. Sólo existen las familias. Sí, las familias. Eso que los socialistas siempre han dicho que es un instrumento de explotación, que está creado por el patriarcado y que hay que destruirlo. Claro, ahora, como no lo pueden destruir tienen que desnaturalizarlo y pervertirlo. No pudieron con los rusos, no pudieron con los rumanos, no pudieron con los polacos, no pudieron con los argentinos, no pudieron con los chilenos y, ¿se piensan que van a poder con los españoles? No están muy bien de la cabeza.

La Asociación de Madres Solteras por Elección (sic) no ha desautorizado a los socialistas por hablar en su nombre. Luego, ésto quiere decir que formarán parte de la secta socialista. A nadie le puede entrar en la cabeza cómo a una mujer que pide a un hombre que le dé gratis lo que ella no da gratis, que se crea tener el derecho a saber los hijos que tiene él y con quién los tiene. Y no sólo eso, sino a limitarle el número de hijos que quiera tener. Faltaría más. Dueña del semen, de la voluntad y de la libertad reproductiva del hombre, por elección. Claro, por elección: es su cuerpo y ella decide. Vaya con los comunistas. Vaya cara que tienen los socialistas.

El registro ya existe. Existe en cada clínica. Esto no es nada más que una intromisión del Estado en la vida privada de los individuos, en la libertad reproductiva, en la libertad de comercio y en la libertad de empresa. Bueno, no precisamente todavía del Estado, sino de los socialistas. Que se creen los dueños del Estado. El cual se creen que es el dueño de nuestra vida.

Además, tener la certeza de no consanguineidad por la cuestión de fraude de paternidad o por sospecha de ser hijo de donante, conduciría a un registro nacional del ADN de todos los españoles. Logicamente, cualquiera es sospechoso de compartir lazos de cnsanguineidad hasta que no se descarte con una prueba genética. Pero, claro, los socialistas no habían caído en eso. Son socialistas, no les pidas tanto.

1. Aprobada una iniciativa del PSOE para crear un registro de donantes de gametos que evite problemas de consanguinidad
2. The Lion, The Switch and the Cuckoo – Adultery in a Test Tube
3. Científicos españoles corrigen una forma de ceguera con una nueva técnica de edición genética
4. China toma la delantera en la carrera por la edición genética de seres humanos
5. ADN español para combatir las enfermedades raras
6. CRISPR, el descubrimiento que va a curar el cáncer y el sida y que hará que vivamos más
7. Investigadores chinos prueban por vez primera el ‘corta pega’ genético en humanos
8. Expertos alertan que la información genética masiva en reproducción asistida ha “desbordado” a la legislación española
9. Scientist discovers anti-aging protein that could slow down – or even stop – the aging process
10. Menopausia precoz: envejecimiento prematuro I
11. Menopausia precoz: envejecimiento prematuro II
12. Menopausia precoz: envejecimiento prematuro III
13. Menopausia precoz: envejecimiento prematuro IV
14. Menopausia precoz: envejecimiento prematuro V