#MeToo (3)

#MeToo (3)

Las jóvenes generaciones no lo saben, pero hubo un tiempo cuando Franco y después de que muriera en el que, aunque las mujeres podían hacer con su vida y con su cuerpo lo que quisieran, la prioridad de las mujeres era cumplir sus impulsos y su necesidad biológica. Lo que hacía una mujer normal e independiente era buscarse un novio para casarse y tener hijos. Y de ahí ya verían si les sobraba tiempo porque tenían pocos hijos, trabajaban algo fuera de casa, en algún negocio familiar o en casa cuidando de sus hijos y de la casa. Porque era lo que querían. Pero las feministas, contra la voluntad de las mujeres, las echaron de la comodidad del hogar. Las echaron de sus casas. A base de presiones y demonizaciones. Hubo un tiempo en el que, en general, sólo había dos tipos de mujeres: las que querían echarse novio y casarse y, por otro lado, las que querían trabajar por ahí. Por ahí puede significar dos cosas: prostitutas y el mundo del espectáculo. Es decir, teatro, cine, etcétera. Dos tipos de mujeres distintas, estas dos últimas, pero que utilizaban su cuerpo para lo único que ellas sabían hacer con él: abrirse de piernas. Unas lo hacían de una manera profesional y las otras, como eran mujeres liberadas y concienciadas políticamente, de una manera más militante. El ritual consistía en ir a un trabajo en el que únicamente no se les pedía una prueba de capacidad sexual como requisito previo trabajar sin mérito. Éstas eran las progres. Éstas eran las izquierdistas. Y todo lo que hicieron, lo hicieron voluntariamente. Por propia iniciativa. Como se sabe que ocurrían en estos casos, antes de presentarse a la chica, el entrevistador ya sabía que estaba dispuesta a lo que haga falta o a todo. Ellas mismas se ofrecían por propia iniciativa. Una manera muy rara y retorcida de ligar y de follar. Pero así son las izquierdistas. Ahora su desinhibida vida sexual les vale como excusa para las denuncias falsas y para su victimismo. Ellas eran y son las #MeTooIILikeToSpreadMyLegsforWhoeverAndlaterIWillClaimRape

Sus intenciones, su modus operandi y lo que quieren, es lo siguiente:
1. La intención de normalizar la idea de que los hombres son culpables de algo, de cualquier cosa y de todo.
2. La intención de normalizar la idea de que las mujeres nunca mienten y de que los hombres siempre mienten.
3. La intención de normalizar la idea de que este dogma de fe hay que legislarlo.
4. La intención de normalizar la idea de que cuando una mujer acuse a un hombre de cualquier cosa, las mujeres dicen la verdad y los hombres son culpables. Son culpables porque son culpables de todo y de lo que se les acuse. Porque las mujeres siempre dicen la verdad y porque lo dice la legislación.
5. La intención de normalizar la idea de que, encontrados los hombres culpables de lo que sea, tienen que ser condenados a prisión, gulag, expropiación, robo y esclavitud. Culpables por una denuncia falsa de una feminista en base a una ley que es una denuncia falsa en sí misma: ley de violencia de género, precedentes o similares.
6. La intención de normalizar la idea de que ellas representan a las mujeres y de que ellas pueden obligar a las mujeres a aceptar su ideología y a someterse a ella.

Mediante un modus operandi que consiste en:
1. Presentar una falsa víctima.
2. Culpabilizar a un sector social y obligar a otro sector social a aceptar que ellas representan a ese sector social.
3. Promover cambios legislativos que criminalicen al sector social culpabilizado.
4. Promover cambios legislativos que acaben con la libertad.
5. Promover cambios legislativos para sustituir los regímenes constitucionales implantando su ideología.
6. Apropiarse de los cuerpos y de la vida de los hombres y de las mujeres para obligarles a hacer lo que ellas quieran y prohibirles a las mujeres y los hombres hacer con sus vidas y sus cuerpos lo que ellos quieran.

Porque quieren:
1. Promover y normalizar la mentira. Porque quieren,
2. Promover y normalizar las denuncias falsas. Porque quieren,
3. Robar.
4. Esclavizar.
5. Meter a los disidentes en sus cárceles, prisiones, gulags y zulos.

Y lo quieren hacer porque somos su enemigo político y nos quieren “liquidar”. Ya lo han hecho antes: Rusia, China y Camboya, son buenos ejemplos. Quieren acabar con nosotros porque se creen propietarios de nuestras vidas y el resto de nuestras propiedades. Y lo hacen así,con el feminismo y las denuncias falsas, porque ya no les queda otra salida. El socialismo tuvo su peor momento hace 100 años. Le pasó lo peor que le podría haber pasado. Tuvo suerte. Venció. Los socialistas tuvieron suerte y ganaron la revolución antirusa. Y se creyeron que tenían un arma infalible para una herramienta infalible. Y el tiempo les ha colocado en su sitio. Al borde de la extinción.

Esas delincuentes son las MeToo.
# MeTooLiar
# MeTooCriminal
# MeTooFalseAcuser
# MeTooLeftist

Detrás de esas declaraciones, de esas acusaciones, está la mentalidad, la ideología que ha acusado falsamente y ha asesinado a más de 150 millones de personas. Se dice pronto, pero son 150 millones de vidas sesgadas por delirios individuales promovidos, coordinados y reforzados colectivamente.

El feminismo es la idea de que las mujeres son propiedad de las feministas.

El otro caso es el de las azafatas. Un caso que no ha empezado con las azafatas pero ha acabado en ellas. Ha empezado como en otras ocasiones. Por ejemplo, el episodio de histeria colectiva por el hecho de que una empresa obligaba a llevar a las mujeres un uniforme de mujer. Y éste es uno de los casos en los que ellas sí se pueden presentar como víctimas. Porque hay otros casos en los que no hay denuncias falsas ni victimismo porque no hay izquierdistas. Porque no hay feministas. Por ejemplo, el mundo de las azafatas. Aun así, tienen otra manera: infiltrar a una feminista para que presente una denuncia falsa o se enfade porque no la ha tocado el culo quien ella quería que se lo tocase (caso del President Club) Pero no importa porque también les quieren obligar a las mujeres a ser víctimas, aunque no lo quieran y en contra de su voluntad. Echándolas de su trabajo como a sus madres las echaron de sus casas. Ésa es su guerra contra la mujer, contra la libertad, contra la feminidad y contra la belleza. Y el caso es que no hay mucho más. Todo es así de simple.

1. A Simple Solution To Stop #MeToo Liars
2. El debate del #MeToo lleva a un museo inglés a retirar unas ninfas desnudas
3. The Laura Perrins interview: Dr Catherine Hakim on radical feminism, #MeToo and the walk-on girls
4. Nigel Farage Slams FEMINISTS For Getting Formula One Grid Girls SACKED
5. La Fórmula 1 dice adiós a las azafatas
6. Denuncian los disfraces de enfermeras sexys por denigrantes
7. Guerra total contra la belleza
8. Carta abierta de una azafata a la F1: “El problema está en vuestros cerebros”
9. Verónica Echegui: “Las mujeres hemos sufrido un holocausto” En todo caso sería más apropiado decir: las mujeres hemos causado un holocausto (Abortion Counters)
10. Hylas and the Nymphs
11. What Happened to the Grid Girls??
12. Feminists Pick The Wrong Target
13. A female racing driver’s view of banning F1 grid girls – Rebecca Jackson
14. A male backlash against #MeToo is brewing
15. The #MeToo Era – MGTOW
16. Full Translation Of French Anti-#MeToo Manifesto Signed By Catherine Deneuve
17. El manifiesto completo de las intelectuales francesas contra el #MeToo
18. #MeToo The Restaurant at the End of Western Civilization – Rage 84
19. Formula 1 bans Grid Girls. Grid GIrls blame feminism.
20. Dos azafatas de MotoGP defienden su trabajo: “No nos sentimos objetos sexuales”
21. Indignación entre las azafatas del motor: “Nos quitan el trabajo, pero oye, lo hacen por nuestro bien”
22. Paola Pinar, azafata de MotoGP, en ‘El Primer Palo’: “Las que van de feministas nos están coartando”

Ahora que las azafatas están en paro, tenemos que ofrecerles, queremos ofrecerles a ver si se quieren clonar. Empezando por las que aparecen en la primera foto de la noticia de El Periódico.
Excepto la negra. Queremos clones de ellas y de otras azafatas del estilo: las de las motos. Unas 400 mil en total. Y que las manden para Bilbao. Que vengan para Bilbao. Hay que mejorar la raza. Y si no que se dediquen a ser donantes de óvulos a “jornada completa” y bien pagadas. Nada de altruismo.

Las trabajadoras de los hospitales Pascual se dividen ante la polémica de las minifaldas

Fotos azafatas formula 1

1. La Fórmula 1 prescinde de las azafatas
2. Las chicas que adornan las motos

“La Fórmula 1 prescinde de las azafatas porque están “en desacuerdo con las normas sociales actuales””
¿Qué normas? ¿Quién las ha escrito y las ha aprobado? ¿Cuándo? ¿Por qué?¿Dónde están escritas?

Should ‘Walk On Girls’ Be Banned? | This Morning

Hace falta valentía por parte de todos. Hace falta una huelga indefinida de los pilotos y el personal de Fórmula 1. Hace falta un boicot del público.
¿Las van a dejar tiradas? ¿No van a hacer nada por ellas? ¿Y se llaman hombres a sí mismos?

Y por parte de las mujeres también. Todas a vestirse de azafatas. O parecido. A vestirse como mujeres. No a las normas maoístas y soviéticas de vestimenta. Ánimo, chicas. #TodasSomosAzafatas #YoTambiénSoyAzafata #MeTooGridGirl

#MeToo
#MeToo (2)