La organización política LGBT (2)

La organización política LGBT( 2)

La alarma por las agresiones homófobas hará llegar la primera ley LGTB al Congreso

Vaya. Pues esta vez parece que han sido rápidos. De un día para otro. Parece que legislan a golpe de artículo de
El Confidencial. O quizás a golpe de email de la organización política LGTB. O quizás sea lo que parece: que ya lo tenían preparado. Y otra vez parece ser que, todos los partidos estaban de acuerdo en que iban a estar de acuerdo. El colectivo LGBT es un colectivo de víctimas porque le llaman maricones. Cuando se llaman entre ellos maricones, que serán las veces que más oyen la palabra maricón, entonces no es delito. Cualquier día puede llegar a ser delito llamar a un socialista. Y todo porque parece ser que los partidos que nos gobiernan tiene un alto sentido de la democracia y de la libertad. Tienen un alto desprecio por los españoles. Algo les habrán hecho para odiarlos tanto. Quizás se sientan acomplejados de ser españoles. Quién sabe. Parece que el LGBT no es la cúpula, sino que hay una federación de LGBT. Esto es cada vez más difícil de entender. Se parece mucho a la realidad izquierdista en cuestión de partidos políticos. LGTB no es que sean izquierdistas porque todos sabemos que son izquierdistas. No sólo eso, no. Son socialistas por la realidad. La realidad y sus actos les definen como socialistas. Ellos quieren que el Estado no robe el dinero. Se creen propietarios de nuestros hijos. Quieren que el Estado que nos roba el dinero lo redistribuya sus organizaciones. Quieren que el Estado que nos roba el dinero haga leyes contra nosotros. Quieren que el Estado que nos roba el dinero redistribuya el dinero. Distribuya nuestra riqueza. A los del PP eso les importa un rábano porque siempre tienen alguna caja a mano a la que meter mano. No es como la gente corriente que tiene que trabajar para ganarse el pan.

Luego durante el artículo se puede oír hablar en varias ocasiones del proyecto de ley que aseguran que va a acabar con el hambre en el mundo, con la pobreza energética, con la pobreza intelectual, con el alfabetismo en Andalucía, con la tristeza, con los ricos y con vete a saber qué más cosas. El colectivo, organización socialista LGTB, según el artículo, quiere el control político y moral del Ejército, prisiones y política exterior. No sólo eso sino quiere meterse en los pantalones de los ciudadanos y niños de cualquier región de España que tenga una legislación independiente a la legislación estatal. En el estilo ridículo-marxista de siempre nos hablan de que “Las administraciones no pueden esperar a que haya denuncias, porque en los temas de identidad sexual y de género existen muchas trabas para que las denuncias sean efectivas.” Sí debe ser cierto. Seguramente según van a entrar a comisaría y dicen que soy homosexual y me han insultado o me han llamado feo, que haya un policía que, a parte de llamarles maricones, les ponga la pistola en la cabeza y les diga “tú maricón de mierda, te vas a ir a la puta calle ahora mismo y deja de tocar los cojones” Seguro que sí. Son cosas de la invisibilidad. Lo más seguro es que sea eso y todo sea trabas y en realidad todo estas leyes que tuvieron también para entrar en las escuelas y aterrorizar a nuestros hijos, son también para trabas reales. Eso nunca existió y es muchísimo más difícil que entrar en una comisaría a poner una denuncia. Todo son trabas cuando se quiere la propiedad de los demás utilizando la violencia del Estado y todavía no se tiene. Es una mala costumbre que sueñan tanto con nuestros hijos porque no les va a dar ningún resultado positivo.

Las políticas homosexuales que han estado llevando a cabo los partidos políticos durante estos años, según los cuentos de los socialistas LGTB, no han dado ningún resultado. Y no sólo eso parece ser que por algún extraño motivo toda esta pandilla de políticos degenerados y tarados están interesados en echar más leña al fuego. Toda la leña que les pasa el colectivo izquierdista autodenominado LGBT. Darle caña. Darle caña. Leña al fuego. Leña al fuego. Parece ser que tienen un interés muy pasional en meter más presión a la cosa. A ver por dónde estalla. A ver si revienta de una puta vez.

El izquierdismo es un delito de odio. El socialismo es un delito de odio. Llama maricón a un homosexual u homosexual a un maricón y se arma la de Dios: hacen leyes contra la homofobia (sic). Sin embargo, miles y miles de niños son violados en España por los homosexuales y no pasa nada. Y eso son los que conocemos porque la inmensa mayoría no van a denunciar, es muy vergonzoso. Y además los niños se lo callan porque los homosexuales les amenazan. Los que conocemos son la punta del iceberg porque el Gobierno no ha ayudado a hacer visibles las violaciones de niños. Hay imposibilidad. Entonces, resulta que al fin de al cabo, la realidad es muy distinta a la que nos dibujan. Y los políticos no son tontos. Puede que sean unos retrasados pero tontos no. Bien entonces, lo que ocurre es que hay una violencia sexual, política e ideológica organizada para violar a niños. Los homosexuales violan a heterosexuales. Y no pasa nada. No hay ninguna ley contra la heterofobia. No hay ninguna ley que enseñe a los homosexuales y que les repita todos los días en la tele que no es no. No hay ningún día para los niños violados por los homosexuales. Qué asco dan, qué asco dan.

Y de repente el artículo nos cuenta un cuento. Dicen los socialistas que ellos representan en su versión ridículo sexual, el 10% de la población. 10% no. Será 110%, 250% o 1000%. Se habrán equivocado de papel y la estadística a sacar del cajón sería la de hace 20 años. Se han confundido. Nadie es perfecto. Falta de organización. Y claro, los socialistas también tienen consejos para la cuestión política. Dicen que las instituciones tienen que actuar regidas por una norma. Es verdad, esto no puede ser como la selva, ellos lo sabrán mejor. Eso de la selva, nada. Y además, lo de la educación. Es un asunto de primer orden. Ellos ya lo saben, desde luego que lo saben. Por eso asaltaron las escuelas. Las escuelas y los niños son su principal objetivo. Parece ser que según dicen ellos ellos también han llegado a convertirse en el principal objetivo de los niños que ya han crecido. Les pueden echar la culpa a Dios, al patriarcado, a Franco o a la Iglesia Católica. Seguramente alguno de ellos tendrá la culpa en todo eso: la mano de Franco es alargada. Hombres de entre 20 y 30 años. Parece ser que estos no están entendiendo nada si es verdad lo que dicen. Parece ser que su capacidad de incidir sobre la vida de los jóvenes, por algún extraño e incomprensible motivo, se ha vuelto en su contra. Y eso teniendo todo el poder televisivo, mediático y escolar. Debe ser que controlándolo todo no se controla nada. Y eso es algo que deberían de saber muy bien porque ellos son izquierdistas. Y ya saben la historia de la Unión Soviética, la de Rumanía, etcétera, etcétera. Pero parece ser que lo de aprender no está en su ADN. Ellos se hacen caca en el pañal y pretenden que se los cambiemos. Pues no te os lo vamos a cambiar. A ver si entendéis, os vais a limpiar el pañal a vuestra casa. No pudisteis normalizar a la gente en la Unión Soviética, no vais a poder con España. Es todo lo que tenéis que saber.